Alimentación | Medio Ambiente | Salud

Peces: pesca y cría de peces en acuicultura

Image source: shutterstock.com / Tosaphon C

Los peces tienen la misma capacidad que los mamíferos para sentir dolor, pero cada año se capturan millones de toneladas y cada vez más especies están en peligro de extinción. ProVeg explica por qué la pesca y la piscicultura sostenible son imposibles en la práctica.

Consecuencias de la sobrepesca

Los peces son uno de los grupos de vertebrados más antiguos y con mayor biodiversidad que habitan nuestro planeta. Pueblan casi todas las aguas de la Tierra, pero su número está disminuyendo rápidamente. Es verdad que nos resulta especialmente difícil imaginar el mundo que habitan los peces y rara vez pensamos en ellos como individuos; en la mayoría de los casos, hablamos de ellos como seres colectivos, descritos en kilogramos y toneladas.

Cada año, unos 96 millones de toneladas de estas criaturas marinas son extraídas del mar y posteriormente mueren con dolor y angustia. 1FAO (2020): The State of World Fisheries and Aquaculture 2020. Sustainability in action. Rome. 2,3 billones de estas criaturas sensibles perecen cada año, y esto no incluye el número de muertos por la práctica desenfrenada de la pesca ilegal. 2A. Mood and P. Brooke (2019): Numbers of fish caught from the wild each year. Available at http://fishcount.org.uk/fish-count-estimates-2/numbers-of-fish-caught-from-the-wild-each-year [09.12.2020]

La demanda mundial de pescado está aumentando. Las cifras publicadas por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) indican que el consumo de pescado per cápita fue de unos 20 kg en 2017. 3FAO (2020): The State of World Fisheries and Aquaculture 2020. Sustainability in action. Rome. 4FAO (2016): The State of World Fisheries and Aquaculture 2016: Contributing to food security and nutrition for all. Rome. Entre las principales razones de este aumento constante del consumo de peces se encuentran los avances tecnológicos, pero también el aumento de los ingresos y una creciente demanda de productos pesqueros, especialmente entre la población más joven. 5FAO (2020): The State of World Fisheries and Aquaculture 2020. Sustainability in action. Rome. 6Supartini, A., T. Oishi & N. Yagi (2018): Changes in Fish Consumption Desire and Its Factors: A Comparison between the United Kingdom and Singapore. Foods 7(7), 97. doi:10.3390/foods7070097

La población de peces se reduce rápidamente por la sobrepesca

La población de peces está disminuyendo rápidamente en todo el mundo. Hoy en día, más del 90 % de las poblaciones de peces están consideradas como sobreexplotadas o explotadas hasta un punto casi insostenible. 7FAO (2020): The State of World Fisheries and Aquaculture 2020. Sustainability in action. Rome.

El cambio climático y el calentamiento de los océanos también están afectando a las poblaciones de peces y el crecimiento de muchas especies podría verse afectado negativamente. 8Free, C. M., J. T. Thorson, M. L. Pinsky, et al. (2019): Impacts of historical warming on marine fisheries production. Science 363(6430), 979–983. doi:10.1126/science.aau1758 Un estudio reciente demuestra que la pesca industrial se produce en más del 55% de la superficie de los océanos, cuatro veces la superficie utilizada por la agricultura en tierra. 9Kroodsma, D. A., J. Mayorga, T. Hochberg, et al. (2018): Tracking the global footprint of fisheries. Science 359(6378), 904–908. doi:10.1126/science.aao5646

La captura incidental provoca sufrimiento y muerte innecesarios

Las técnicas de pesca peligrosas para el medio ambiente y las leyes pesqueras inadecuadas causan estragos en los océanos y sus habitantes. Cada año, varios millones de animales marinos acaban en las redes de pesca por captura accidental. El término “captura incidental” describe a los habitantes del mar que no son el animal objetivo, entre ellos 300.000 ballenas y delfines, 10WWF (2004): Cetacean bycatch and the IWC. Available at: http://d2ouvy59p0dg6k.cloudfront.net/downloads/bycatchjuly12lowres2004.pdf [09.03.2018 pero también aves marinas y otros mamíferos marinos que quedan atrapados en las redes de pesca. La mayoría de ellos no sobreviven a la prueba: perecen en las redes o tienen una muerte lenta debido a las lesiones o al estrés. 11WWF (2004): Cetacean bycatch and the IWC. Available at: http://d2ouvy59p0dg6k.cloudfront.net/downloads/bycatchjuly12lowres2004.pdf [09.03.2018 Se calcula que alrededor del 40% de los animales capturados son capturas incidentales; 12R. W. D. Davies, S. J. Cripps, A. Nickson, and G. Porter (20089): Defining and Estimating Global Marine Fisheries Bycatch. Marine Policy 33, no. 4, S. 661–72. muchos se desechan y otros se utilizan como alimento en la acuicultura. 13Wijkström, U.N. (2009): The use of wild fish as aquaculture feed and its effects on income and food for the poor and the undernourished. In M.R. Hasan and M. Halwart (eds). Fish as feed inputs for aquaculture: practices, sustainability and implications. Fisheries and Aquaculture Technical Paper. No. 518. Rome, FAO. pp. 371–407

Creciente desequilibrio en el ecosistema marino

La sobrepesca causa estragos en los ecosistemas marinos. Además de la población de especies destinada al consumo humano, el número de animales capturados mediante captura incidental también están disminuyendo. La pesca desenfrenada también causa daños inmensos a las poblaciones de aves marinas, medusas y plancton. 14World Ocean Review (2013): The Future of Fish: The Fisheries of the future. Available at: http://worldoceanreview.com/wp-content/downloads/wor2/WOR2_english.pdf [09.03.2018] 15Wagner, E. L. & P. D. Boersma (2011): Effects of Fisheries on Seabird Community Ecology. Reviews in Fisheries Science 19(3), 157–167. doi:10.1080/10641262.2011.562568 16Furness, W.R. (2003): Impacts of fisheries on seabird communities. Scientia Marina 67 (Suppl. 2): 33-45 Más allá del gran volumen de peces capturados, los métodos de pesca utilizados son especialmente perjudiciales para el conjunto de ecosistemas. Por ejemplo, las redes de arrastre que se utilizan para atrapar solla, lenguado y crustáceos destruyen el fondo marino y los organismos que viven allí, incluidos los corales.

La cría de peces en acuicultura

En los últimos años ha aumentado de forma alarmante el número de piscifactorías en todo el mundo. Además de la carpa, la trucha y el bagre, las piscifactorías también crían otros peces como el salmón y la dorada y otros habitantes marinos, como gambas, cangrejos e incluso mejillones. En 2018, las piscifactorías produjeron más de 80 millones de toneladas de animales acuáticos. 17FAO (2020): The State of World Fisheries and Aquaculture 2020. Sustainability in action. Rome. Los sistemas de piscifactoría van desde estanques interiores hasta extensas instalaciones de jaulas en el océano. Como resultado de la alta densidad común en la piscicultura, los animales experimentan niveles elevados de estrés y una mayor susceptibilidad a las lesiones y enfermedades. 18P. Stevenson (2007): Closed Waters: The Welfare of Farmed Atlantic Salmon, Rainbow Trout, Atlantic Cod & Atlantic Halibut. Compassion in World Farming  and World Society for the Protection of Animals 19Ashley, P. J. (2007): Fish welfare: Current issues in aquaculture. Applied Animal Behaviour Science 104(3–4), 199–235. doi:10.1016/j.applanim.2006.09.001

La pesca para alimentar a los peces de piscifactoría

Las piscifactorías suelen criar depredadores como el salmón o la trucha, que necesitan peces más pequeños como forraje, lo que agrava el problema de la sobrepesca. 20FAO (2016): The State of World Fisheries and Aquaculture 2016: Contributing to food security and nutrition for all. Rome. 21Tacon A. G. J. und M. Metian (2008): Global overview on the use of fish meal and fish oil in industrially compounded aquafeeds: Trends and future prospects. Aquaculture 285, 1-4, S. 146 – 158 La producción de harina y aceite de pescado se ha convertido en una enorme industria que suministra a las piscifactorías y a la industria ganadera harina y aceite de pescado para alimentar a miles de millones de animales. Aproximadamente entre el 20 y el 30% de los peces capturados en el medio natural se utilizan como alimento para animales, y una gran parte de ellos es potencialmente apta para el consumo humano directo. 22Reuters (2008): One-third of world fish catch used for animal feed. Available at: https://www.reuters.com/article/us-fish-food-idUSTRE49S0XH20081029 [19.12.2020] 23Cashion, T., F. Le Manach, D. Zeller, et al. (2017): Most fish destined for fishmeal production are food-grade fish. Fish and Fisheries 18(5), 837–844. doi:10.1111/faf.12209 Se calcula que para producir un kilo de pescado de piscifactoría se necesitan hasta 2 kilogramos de alimento. 24Tacon, A. G. J. & M. Metian (2015): Feed Matters: Satisfying the Feed Demand of Aquaculture. Reviews in Fisheries Science & Aquaculture 23(1), 1–10. doi:10.1080/23308249.2014.987209 25Fry, J. P., N. A. Mailloux, D. C. Love, et al. (2018): Feed conversion efficiency in aquaculture: do we measure it correctly? Environmental Research Letters 13(2), 024017. doi:10.1088/1748-9326/aaa273 Algunos afirman que la cantidad de pescado utilizada para producir un kilo de salmón es ahora inferior a 1 kilogramo. Sin embargo, los piensos para peces no solo contienen harina de pescado, sino también grandes cantidades de proteínas vegetales (soja, por ejemplo) y pueden contener también ingredientes procedentes de la ganadería, como harina de carne y huesos, y harina de sangre.

Impacto de la piscicultura en el medio ambiente

Además, la acuicultura daña el medio ambiente de numerosas maneras. Los excrementos y los residuos de los piensos son una carga para el medio ambiente y pueden provocar la sobrefertilización de las aguas y la disminución de la biodiversidad. El uso de antibióticos y productos químicos industriales contamina aún más las aguas y, en el peor de los casos, puede favorecer la aparición de cepas bacterianas resistentes a los medicamentos que pueden suponer un riesgo también para los seres humanos. 26Allsopp, M., P. Johnston & D. Santillo (2008): Challenging the Aquaculture Industry on Sustainability – Greenpeace Research Laboratories Technical Note 01/2008: Available at: http://www.greenpeace.to/publications/Aquaculture_Report_Technical.pdf [09.03.2018] 27Watts, J. E. M., H. J. Schreier, L. Lanska, et al. (2017): The Rising Tide of Antimicrobial Resistance in Aquaculture: Sources, Sinks and Solutions. Marine Drugs 15(6), doi:10.3390/md15060158

La pesca es una forma de crueldad animal

Aunque en la actualidad muchas personas rechazan la práctica de cazar animales salvajes, la pesca todavía se considera una afición relajante, tal vez porque la mayoría de las personas no saben que los peces son seres sensibles que pueden experimentar dolor. La pesca como diversión supone un sufrimiento considerable para los peces, ya que el anzuelo produce heridas profundas en la cavidad oral, mientras que el pez se asfixia lentamente tras ser sacado del agua. La pesca con devolución es una experiencia traumática similar, a pesar de que el pez se arroja nuevamente al agua. Después de ser liberados, los animales, que vuelven al agua con pocas fuerzas y escasas posibilidades de supervivencia, sufren estrés y lesiones importantes.

Los peces tienen diferentes sistemas sociales

Al igual que la mayoría de animales terrestres, los peces cuentan con sistemas sociales muy diferentes. 28C. L. Peichel (2004): Social Behavior: How Do Fish Find Their Shoal Mate? Current Biology 14, no. 13, S503–504 29R. E. Engeszer, M.J. Ryan and D.M. Parichy (2004): Learned Social Preference in Zebrafish. Current Biology 14, no. 10, S. 881–884. Por ejemplo, las truchas se consideran solitarias, mientras que otras especies viven en parejas, forman grupos poco estructurados o grandes bancos como es el caso del atún. Los peces poseen recuerdos a largo plazo y, por lo tanto, pueden establecer relaciones sociales complejas. Además, tienen memoria espacial, lo que les permite crear mapas mentales que utilizan para desplazarse en el agua. 30C. Brown (2015). Fish Intelligence, Sentience and Ethics. Animal Cognition 18, no. 1, S. 1–17. En un estudio reciente, se demostró que una especie de pez limpiador era capaz de recordar una experiencia negativa y mostraba un comportamiento de ocultación cerca del lugar donde había sido capturado. 31Triki, Z. & R. Bshary (2020): Long‐term memory retention in a wild fish species Labroides dimidiatus eleven months after an aversive event. Ethology 126(3), 372–376. doi:10.1111/eth.12978

Los peces tienen sentimientos y pueden experimentar dolor

La afirmación de que «los peces no sienten dolor» se usa con frecuencia para evitar cualquier discusión sobre si los peces sufren o no. Sin embargo, la incapacidad de gritar simplemente significa que el dolor que sienten es invisible e inaudito. Se deduce, por tanto, que nuestra conciencia de su dolor generalmente no es igual que nuestra conciencia respecto a los cerdos, el ganado o el pollo. Sin embargo, los investigadores confirman cada vez más que los peces sienten dolor. Los peces, al igual que los mamíferos, tienen sistemas sensoriales y estructuras y funciones cerebrales responsables de la percepción del dolor, el miedo y el estrés. 32L. U. Sneddon, V. A. Braithwaite, and M. J. Gentle (2003): Do Fishes Have Nociceptors? Evidence for the Evolution of a Vertebrate Sensory System. Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences 270, no. 1520, S. 1115–1121. 33Heath, A. G. & G. M. Hughes (1973): Cardiovascular and Respiratory Changes During Heat Stress in Rainbow Trout (Salmo Gairdneri). Journal of Experimental Biology 59, no. 2 (October 1, 1973): 323–38. 34Arends, R. J., J. M. Mancera, J. L. Muñoz et al. (1999): The Stress Response of the Gilthead Sea Bream (Sparus Aurata L.) to Air Exposure and Confinement. The Journal of Endocrinology 163, no. 1 (October 1999): 149–57 Esto se explica mediante patrones de comportamiento como son, por ejemplo, las reacciones defensivas a los estímulos de dolor.35H. Segner (2012): Fish: Nociception and Pain: a Biological Perspective. Contributions to Ethics and Biotechnology 9. Bern: Federal Office for Buildings and Logistics.

Los peces contienen cantidades perjudiciales de mercurio, dioxinas y plomo

Los peces absorben y acumulan los contaminantes presentes en el agua de mar. Hay una regla al respecto: cuanto más arriba se encuentre el pez en la cadena trófica, mayor será la concentración de sustancias tóxicas en su cuerpo. Esta es una noticia preocupante para aquellos que comen con frecuencia especies como el salmón o el atún,36Gerstenberger, Shawn L., Adam Martinson, and Joanna L. Kramer. “An Evaluation of Mercury Concentrations in Three Brands of Canned Tuna.” Environmental Toxicology and Chemistry 29, no. 2 (February 2010): 237–42. doi:10.1002/etc.32. – ya que los grandes depredadores que se alimentan de peces más pequeños absorben las toxinas que acumulan y estas se concentran en cantidades cada vez mayores. Este proceso se conoce como bioacumulación. Por lo tanto, las personas a las que les gusta el pescado consumirán mercurio, PCB (bifenilos policlorados), dioxinas, plomo y arsénico, lo que puede llevar al desarrollo de numerosas patologías; desde el daño renal hasta el deterioro cognitivo, el cáncer e incluso la muerte.37Simonetta, C., N. Ademollo, T. et al. (2005): Persistent Organic Pollutants in Edible Fish: A Human and Environmental Health Problem. Microchemical Journal, XI Italian Hungarian Symposium on Spectrochemistry, 79, no. 1–2 (January 2005): 115–23.
Los peces que se crían en piscifactorías no cuentan con una alternativa más saludable. Después de todo, se tratan con antibióticos y productos químicos para combatir los parásitos y las infecciones de la piel y las branquias, que son consecuencia de las condiciones antinaturales en las que se encuentran.

Es necesario un cambio en nuestra mentalidad

Los peces no solo sienten dolor, sino que también poseen complejas habilidades cognitivas y estructuras sociales. Además, la pesca y la piscicultura tienen un impacto negativo en el medioambiente y nuestra salud, lo que hace del «pescado» una fuente de alimentación insostenible. Es necesario un cambio de mentalidad, ya que los niveles de pesca son abusivos y ello genera una responsabilidad sobre el medioambiente, la naturaleza y las propias poblaciones de peces. La disponibilidad de productos vegetales alternativos al pescado es cada vez mayor. Hay una alternativa para cada ocasión, desde hamburguesas veganas de pescado hasta caviar, calamares, langostinos y gambas. ProVeg presenta en este artículo las mejores alternativas vegetales al pescado, al caviar y similares y explica cómo usarlas en la cocina.

ProVeg está a favor de la oferta de alternativas vegetales y cultivadas al pescado

ProVeg no solo fomenta las alternativas saludables y libres de crueldad, sino que también las hace más accesibles. ProVeg apoya y facilita una serie de eventos a lo largo del año, desde acontecimientos anuales como VeggieWorld y VegMed hasta importantes eventos puntuales como formaciones del CEVA y simposios jurídicos y políticos. Además, la ProVeg Incubator asesora y apoya a startups innovadoras que quieren enriquecer el mercado plant-based con sus productos. Esto abarca desde la tutoría de empresas emergentes en su fase inicial hasta el asesoramiento a grandes marcas de supermercados internacionales y la administración de la V-Label en varios países, que garantiza que un producto es vegano o vegetariano. Descubre más sobre lo que hacemos para facilitar la transición hacia una sociedad y una economía más basadas en vegetales, sostenibles para los seres humanos, los demás animales y el planeta.

References

References
1, 3, 5, 7, 17 FAO (2020): The State of World Fisheries and Aquaculture 2020. Sustainability in action. Rome.
2 A. Mood and P. Brooke (2019): Numbers of fish caught from the wild each year. Available at http://fishcount.org.uk/fish-count-estimates-2/numbers-of-fish-caught-from-the-wild-each-year [09.12.2020]
4, 20 FAO (2016): The State of World Fisheries and Aquaculture 2016: Contributing to food security and nutrition for all. Rome.
6 Supartini, A., T. Oishi & N. Yagi (2018): Changes in Fish Consumption Desire and Its Factors: A Comparison between the United Kingdom and Singapore. Foods 7(7), 97. doi:10.3390/foods7070097
8 Free, C. M., J. T. Thorson, M. L. Pinsky, et al. (2019): Impacts of historical warming on marine fisheries production. Science 363(6430), 979–983. doi:10.1126/science.aau1758
9 Kroodsma, D. A., J. Mayorga, T. Hochberg, et al. (2018): Tracking the global footprint of fisheries. Science 359(6378), 904–908. doi:10.1126/science.aao5646
10, 11 WWF (2004): Cetacean bycatch and the IWC. Available at: http://d2ouvy59p0dg6k.cloudfront.net/downloads/bycatchjuly12lowres2004.pdf [09.03.2018
12 R. W. D. Davies, S. J. Cripps, A. Nickson, and G. Porter (20089): Defining and Estimating Global Marine Fisheries Bycatch. Marine Policy 33, no. 4, S. 661–72.
13 Wijkström, U.N. (2009): The use of wild fish as aquaculture feed and its effects on income and food for the poor and the undernourished. In M.R. Hasan and M. Halwart (eds). Fish as feed inputs for aquaculture: practices, sustainability and implications. Fisheries and Aquaculture Technical Paper. No. 518. Rome, FAO. pp. 371–407
14 World Ocean Review (2013): The Future of Fish: The Fisheries of the future. Available at: http://worldoceanreview.com/wp-content/downloads/wor2/WOR2_english.pdf [09.03.2018]
15 Wagner, E. L. & P. D. Boersma (2011): Effects of Fisheries on Seabird Community Ecology. Reviews in Fisheries Science 19(3), 157–167. doi:10.1080/10641262.2011.562568
16 Furness, W.R. (2003): Impacts of fisheries on seabird communities. Scientia Marina 67 (Suppl. 2): 33-45
18 P. Stevenson (2007): Closed Waters: The Welfare of Farmed Atlantic Salmon, Rainbow Trout, Atlantic Cod & Atlantic Halibut. Compassion in World Farming  and World Society for the Protection of Animals
19 Ashley, P. J. (2007): Fish welfare: Current issues in aquaculture. Applied Animal Behaviour Science 104(3–4), 199–235. doi:10.1016/j.applanim.2006.09.001
21 Tacon A. G. J. und M. Metian (2008): Global overview on the use of fish meal and fish oil in industrially compounded aquafeeds: Trends and future prospects. Aquaculture 285, 1-4, S. 146 – 158
22 Reuters (2008): One-third of world fish catch used for animal feed. Available at: https://www.reuters.com/article/us-fish-food-idUSTRE49S0XH20081029 [19.12.2020]
23 Cashion, T., F. Le Manach, D. Zeller, et al. (2017): Most fish destined for fishmeal production are food-grade fish. Fish and Fisheries 18(5), 837–844. doi:10.1111/faf.12209
24 Tacon, A. G. J. & M. Metian (2015): Feed Matters: Satisfying the Feed Demand of Aquaculture. Reviews in Fisheries Science & Aquaculture 23(1), 1–10. doi:10.1080/23308249.2014.987209
25 Fry, J. P., N. A. Mailloux, D. C. Love, et al. (2018): Feed conversion efficiency in aquaculture: do we measure it correctly? Environmental Research Letters 13(2), 024017. doi:10.1088/1748-9326/aaa273
26 Allsopp, M., P. Johnston & D. Santillo (2008): Challenging the Aquaculture Industry on Sustainability – Greenpeace Research Laboratories Technical Note 01/2008: Available at: http://www.greenpeace.to/publications/Aquaculture_Report_Technical.pdf [09.03.2018]
27 Watts, J. E. M., H. J. Schreier, L. Lanska, et al. (2017): The Rising Tide of Antimicrobial Resistance in Aquaculture: Sources, Sinks and Solutions. Marine Drugs 15(6), doi:10.3390/md15060158
28 C. L. Peichel (2004): Social Behavior: How Do Fish Find Their Shoal Mate? Current Biology 14, no. 13, S503–504
29 R. E. Engeszer, M.J. Ryan and D.M. Parichy (2004): Learned Social Preference in Zebrafish. Current Biology 14, no. 10, S. 881–884.
30 C. Brown (2015). Fish Intelligence, Sentience and Ethics. Animal Cognition 18, no. 1, S. 1–17.
31 Triki, Z. & R. Bshary (2020): Long‐term memory retention in a wild fish species Labroides dimidiatus eleven months after an aversive event. Ethology 126(3), 372–376. doi:10.1111/eth.12978
32 L. U. Sneddon, V. A. Braithwaite, and M. J. Gentle (2003): Do Fishes Have Nociceptors? Evidence for the Evolution of a Vertebrate Sensory System. Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences 270, no. 1520, S. 1115–1121.
33 Heath, A. G. & G. M. Hughes (1973): Cardiovascular and Respiratory Changes During Heat Stress in Rainbow Trout (Salmo Gairdneri). Journal of Experimental Biology 59, no. 2 (October 1, 1973): 323–38.
34 Arends, R. J., J. M. Mancera, J. L. Muñoz et al. (1999): The Stress Response of the Gilthead Sea Bream (Sparus Aurata L.) to Air Exposure and Confinement. The Journal of Endocrinology 163, no. 1 (October 1999): 149–57
35 H. Segner (2012): Fish: Nociception and Pain: a Biological Perspective. Contributions to Ethics and Biotechnology 9. Bern: Federal Office for Buildings and Logistics.
36 Gerstenberger, Shawn L., Adam Martinson, and Joanna L. Kramer. “An Evaluation of Mercury Concentrations in Three Brands of Canned Tuna.” Environmental Toxicology and Chemistry 29, no. 2 (February 2010): 237–42. doi:10.1002/etc.32.
37 Simonetta, C., N. Ademollo, T. et al. (2005): Persistent Organic Pollutants in Edible Fish: A Human and Environmental Health Problem. Microchemical Journal, XI Italian Hungarian Symposium on Spectrochemistry, 79, no. 1–2 (January 2005): 115–23.

Last updated: 27.01.2020

Apúntate al Veggie Challenge

Top