La cría intensiva de animales, ya sean cerdos, vacas, pollos o peces, es la causa del sufrimiento de muchos animales, seres sensibles con una compleja vida social. Una alimentación vegetal reduce el número de animales que vive en estas condiciones y optar por ella hoy es más fácil que nunca gracias a la creciente oferta de alternativas para la carne y los productos lácteos.

Cerdos: ganadería industrial en el sector porcino

Aunque los cerdos son algunos de los animales más inteligentes y su carne está entre las más consumidas del mundo, la vida y la muerte de estos animales en las granjas es invisible para los consumidores. ProVeg analiza la vida social de los cerdos, las prácticas de las granjas porcinas y da visibilidad a las deliciosas alternativas a la carne de cerdo.

Pollos: gallinas ponedoras en granjas avícolas

Los pollos se encuentran entre los animales de la ganadería más intensiva y el consumo de huevos tiene también un impacto importante en su bienestar. Estos tienen que someterse a innumerables procedimientos dolorosos para adapatarse a las condiciones antinaturales en las que se crían. ProVeg arroja luz sobre la industria avícola y propone algunas alternativas saludables.

Peces: pesca y cría de peces en acuicultura

Los peces tienen la misma capacidad que los mamíferos para sentir dolor, pero cada año se capturan millones de toneladas y cada vez más especies están en peligro de extinción. ProVeg explica por qué la pesca y la piscicultura sostenible son imposibles en la práctica.

Trato a las vacas en la industria láctea

Los productos lácteos se encuentran entre los productos animales más consumidos en todo el mundo. Debido al enorme volumen de producción de leche, las vacas lecheras, que son animales inteligentes, empáticos y cariñosos, deben soportar condiciones incómodas y estresantes en las que ni siquiera se satisfacen sus necesidades más básicas. ProVeg analiza las granjas lecheras y da visibilidad a las deliciosas alternativas a la leche.

Apúntate al Veggie Challenge

Top